Hay muchas preguntas que se abren cuando se nos despierta la inquietud por conocernos a nosotros mismos y con ello, a la vida que nos rodea. Preguntas que se ha hecho la humanidad por toda la vida. La ciencia nos provee de algunas respuestas de la mecánica de lo tangible. Otras mecánicas, las de lo intangible ¿alguien duda que no existen? son develadas abriendo la mente y el corazón a mirar ‘tras el velo’.

Si te sientes interpelado/a al conocimiento no sólo de lo tangible, el camino chamánico es la vía natural y de más probada eficacia, avalada por su antigüedad de miles de años y 100% vigente hoy en día, ya que, así como la matera cambia y progresan las tecnologías y las máquinas, lo espiritual sigue estando ahí y el camino natural a llegar a ello sigue siendo el mismo.

El camino chamánico no es un sistema de creencias y dogmas es un camino natural, disponible, asequible y seguro a conocer lo que está ‘detrás del velo’. Es una metodología para acceder a la visión y comprensión directa de lo sutil e intangible. Porqué la espiritualidad, como el amor, es natural, está en ti como en todas y todos, te corresponde sólo a ti descubrir esa dimensión tuya, y para ello… no necesitas intermediarios.

El VIAJE CHAMÁNICO: CAMINO DE CONOCIMIENTO Y PODER ESPIRITUAL, es un primer paso al acercamiento chamánico a través del chamanismo transcultural.

Si te sirve de algo, y quieres seguir leyendo te contaré algo de mi historia.

Mi propia experiencia de 40 años tocando percusión me ha permitido pasar por muchas etapas, ¡y a cuál de ellas más entusiasmante!

Tocar para hacer música me trajo el aprendizaje de sentir musicalmente mientras mi mente desarrollaba lenguaje musical… ¡tantos lenguajes… tantas tradiciones… tantas riquezas de tantas distintas humanidades con las que conversar musicalmente y compartir sentires del alma a las cuales llegar de tan diversos modos! Esa que fue mi profesión querida, ahora sigue estando bien viva, al servicio del alma.

Tocar al servicio de la danza me trajo el aprendizaje de, además de lo anterior, ‘escuchar’ al cuerpo y su movimiento.

Tocar al servicio de la meditación, me hizo entender formas de acompañar a la persona a conectar con su propia dimensión espiritual.

Y tocar el tambor en chamanismo transcultural, me trajo el aprendizaje del ‘no músico’, del toque natural que no necesitaba distinciones musicales sino pura intención. Como dicen algunas tradiciones chamánicas: el tambor es la canoa que lleva la intención hasta su destino, el tambor es el caballo… ¿a dónde se dirigen ‘el tambor canoa’, ‘el tambor caballo’? A donde el practicante chamánico pone la intención.

¿Es el practicante chamánico alguien especial? ¿Alguien nacido especialmente para ello? Como respuesta a estas preguntas diría que es igual a todo proceso artístico: quién quiere puede. Sólo hay que hacerlo. Pero algo es imprescindible de ser mirado. A dónde pone cada cual el objetivo. Profesionalizarse o conocerse a uno mismo y, a través de ello, al mundo al cual formamos parte.

Habrá quien desde un buen principio se alinee con capacidades y talentos que le hagan progresar en su aprendizaje ya desde un principio con mucha rapidez. Habrá quién en su caminar este sendero necesite sus tempos calmados, asegurar pasito a pasito, recorrerlo según sus necesidades, que parecerían lentas al lado de quién su tiempo es la rapidez. Pero, ¿acaso caminar por el monte hace distinto al monte según quién lo camina? Tortuga y liebre son ambas legítimas y genuinas.

Existe algo más de lo que captamos con nuestros sentidos. Existen ámbitos de existencia no tangibles para nuestros sentidos comunes humanos, pero, sin embargo, apreciables si sintonizamos la ‘emisora’ correcta. Y todo ser humano venimos ‘de fabrica’ con esas capacidades. Y justamente lo bien bonito de todo ello es que, para cuál, serán sus descubrimientos experiencias subjetivas igualmente válidas.

La espiritualidad no es un pensamiento, es una experiencia. Cada persona puede, y debe, tener su experiencia. A partir de la experiencia uno/a sabe. A partir de su saber cada cual definirá y ubicará su conocimiento según su necesidad de aprendizaje vital, y podrá poner todo lo comprendido a la mesura de su pensamiento.

¿Cuánto te aportaría saber que no estás sola/o en este mundo?

¿Cuánto te beneficiarías de saber si tienes ayudas espirituales?, y en caso de descubrir que las tienes, ¿te ayudaría saber, cómo son, quiénes son?

¿Cuán útil puede ser para ti, no sólo conocer ¡¡sino recorrer!! con total seguridad y libertad las vías que tienes disponibles para comunicarte con estas/os amigas/os espirituales, que puede ser que formen parte de tu vida a niveles profundos, y que quizás aún no hayas conocido?

¿Cuánto te conoces y reconoces a ti misma/o espiritualmente? ¿Cuánto co-creas material y espiritualmente el mundo del que formas parte?

Si preguntas así te interpelan, es lo más lógico, ya que se las han hecho las mujeres y los hombres por toda la vida. Si ese es tu caso, entonces el camino chamánico que, como hemos dicho, no es un sistema de creencias y dogmas sino un camino natural, es una vía también para ti como ha sido para mí, así como para millones de seres humanos durante milenios a conocer lo que está ‘detrás del velo’, que está disponible, asequible y seguro cuando se recorre mediante la metodología del chamanismo transcultural.  El VIAJE CHAMÁNICO: CAMINO DE CONOCIMIENTO Y PODER ESPIRITUAL, taller formativo online de la FSS, seguro que te ayuda a que encuentres tus respuestas.

https://musicaprimordial.com/formaciones/chamanismo-transcultural/el-viaje-chamanico/

 2021 ©  Tamir & Jayani. Institut de Música Primordial.