¿Qué es?

Las sesiones individuales de Musicoterapia del ritmo se basan en los Ritmos de Equilibramiento Personal. Un método de intervención rítmica que te ofrece ritmos de tambor y otros instrumentos personalizados para ti, además de otros elementos de musicoterapia y coaching ontológico corporal, que te puedan ser útiles para tus búsquedas, necesidades y circunstancias concretas. 

Cuando entras en contacto con los Ritmos de Equilibramiento Personal,  presencialmente y/o a través de grabaciones, optimizas las funcionalidades de tus sistemas neuronal, nervioso central y bioenergético en general. Lo cual será de gran ayuda en la mejora de tus capacidades y habilidades, tanto cognitivas como motoras, y demás eficiencias personales.

Los Ritmos de Equilibramiento Personal te aportan calma, serenidad, mejora de tu atención, enfoque para tus estudios o para tus desempeños laborales, capacidad de concentración y claridad de la mente. Te beneficiarás del bienestar que acontece de sentirte con orden interno, claridad, lucidez, fortaleza y empoderamiento.

Además de ser un poderoso método meditativo que permite entrar en profundidad en el ‘sentir esencial’, ofrece también un beneficioso servicio terapéutico muy concreto, ya que incide directamente en trastornos como el insomnio, el déficit de atención, la ansiedad, la angustia, la híper-sensibilidad, habilidades en el lenguaje, comportamientos agresivos, actitudes defensivas, conductas autoestimulantes, insociabilidad, etc. A un nivel clínico, resulta altamente eficaz en el acompañamiento de tratamientos especializados como el autismo, el TDAH, la sensibilidad sensorial, y en todo trastorno donde haya un grado severo de ansiedad.

¿En qué se basa este método de armonización personal?

El método se basa en la conducción auditiva y en el principio de la sincronización.

Mediante la conducción auditiva, los sistemas neural, cardíaco y biológicos humanos se sincronizan con los ritmos que le llegan del tambor y/o de otros instrumentos, y cuando estos están tocados desde un conocimiento consciencial y experiencia terapéutica adecuados, el resultado es el reequilibrio de estos sistemas.

Sincronización es un término originalmente derivado de la teoría de sistemas, que denota la forma en cómo dos o más osciladores independientes y autónomos con ritmos y frecuencias diferentes, cuando son situados en un contexto y a una proximidad donde estos pueden interactuar por tiempo suficiente, se influyen el uno al otro mutuamente, al grado dependiente de la fuerza de acoplamiento, tal que entre ellos se ajustan sus ciclos, hasta que ambos oscilan con la misma frecuencia.

La sincronización es un concepto acuñado por el físico holandés Christiaan Huygens en 1665, el cual descubrió el fenómeno durante un experimento con relojes de péndulo: colocó en cada uno en movimiento y, cuando volvió el día siguiente, el balanceo de estos péndulos se había sincronizado.

Tal sincronización sucede porque pequeñas cantidades de energía son transferidas entre los dos sistemas cuando se encuentran fuera de fase, de tal forma que se produce una retroalimentación entre ambos, buscando una relación de fase estable, creándose el fenómeno que hace que la cantidad de energía en desfase se reduzca gradualmente a cero y, por lo tanto, las diferencias se regulen hasta la estabilidad, retardándose el sistema de mayor frecuencia y acelerándose el sistema de menor, hasta alcanzar una frecuencia unificada estable en ambos.

El término sincronización ha sido usado para describir la tendencia compartida de muchos sistemas físicos y biológicos a sincronizar su periodicidad y ritmo a través de la interacción. Los ejemplos van desde la sincronización mecánica o cíclica de dos secadoras eléctricas colocadas en proximidad, hasta la biológica, evidente en la iluminación sincronizada de los lampíridos.

Y es muy específicamente pertinente al estudio del sonido y la música en general, en particular a los ritmos acústicos. Ámbito en el cual tenemos, como ejemplos más omnipresentes y familiares de sincronización neuromotora a estímulos acústicos, los golpes espontáneos de pies o dedos al pulso rítmico de una canción.

¿De dónde viene? Orígenes.

Ritmos de Equilibramiento Personal, se inspira en el Sistema REI (Rhythm Entrainment Intervention) creado por Jeff Strong fundador de Strong Institute (EEUU). El cual, con estudios especializados durante más de 20 años, descubre la eficacia de la conducción auditiva para generar sincronización, derivando de dos técnicas milenarias de ritmo terapéutico que se han descubierto y empleado en todo el planeta con probada eficacia: el Tambor Chamánico y la Curación por el Ritmo.

El tambor chamánico nos ofrece la sabiduría de la regularidad del tempo y de la maestría del uso de sus velocidades, en la directa y rápida influencia sobre las ondas cerebrales.
La curación por el ritmo nos trae la sabiduría de formas y siluetas musicales concretas, de cómo éstas intervienen en 

los aspectos concretos a tratar y de qué modo utilizarlas de modo correcto, efectivo y con maestría. Ambas, el tambor chamánico y la curación por el ritmo, comparten la sabiduría de la alineación de propósitos e intenciones, y el modo de cómo enfocar y asegurar la efectividad de cada una de las metodologías cuando éstas son utilizadas por separado, y en nuestro caso, de la reunión de ambas.

Clica en la imagen para escucha y descarga

Otras meditaciones R.E.P descargables

 2021 ©  Tamir & Jayani. Institut de Música Primordial.