Voy navegando y encontrando joyitas en la web. Lejos de no pretender escribir mejor que quién tiene el talento para hacerlo, encuentro cositas por compartir. ¿Porqué poner en mis palabras aquello que ya alguien ha dicho tan brillantemente acertado?

Es por esto que comparto este post de Michael Drake, al mismo tiempo que recomiendo 100% su blog sobre Percusión Chamánica: shamanicdrumming.blogspot.com

10 razones para agregar la percusión a su práctica espiritual, de Michael Drake.

El tocar el tambor es quizás la forma más antigua de meditación activa conocida por la humanidad. Es una manera simple y sin esfuerzo de aquietar el parloteo de la mente, induciendo así estados alterados de conciencia. Es una de las formas más rápidas y poderosas que conozco de abrir el corazón y conectarnos con un poder más grande que nosotros. Aquí hay 10 buenas razones por las que debería incorporar la percusión en su práctica espiritual:

1. Inducir estados alterados de conciencia naturales. Los investigadores han descubierto que si se mantiene una frecuencia de golpe de tambor de alrededor de 180 latidos por minuto durante al menos quince minutos, inducirá estados alterados significativos en la mayoría de las personas, incluso en su primer intento. Esta facilidad de inducción contrasta significativamente con los largos períodos de aislamiento y práctica requeridos por la mayoría de las disciplinas meditativas antes de inducir efectos significativos. La estimulación rítmica es una técnica simple y eficaz para afectar estados mentales.

2. Producir una autoconciencia más profunda induciendo una actividad cerebral sincrónica. Estudios recientes han demostrado que la transmisión física de energía rítmica al cerebro sincroniza los dos hemisferios cerebrales, integrando la conciencia consciente e inconsciente. La capacidad de acceder a información inconsciente a través de símbolos e imágenes facilita la integración psicológica y la reintegración del yo.

3. Experimentar el estar en resonancia con los ritmos naturales de la vida. El ritmo y la resonancia ordenan el mundo natural. La disonancia y la falta de armonía surgen solo cuando limitamos nuestra capacidad de resonar total y completamente con los ritmos de la vida. El origen de la palabra ritmo es el griego que significa «fluir». Podemos aprender a fluir con los ritmos de la vida simplemente aprendiendo a sentir el ritmo, el pulso o el ritmo mientras tocamos la batería. Cuando los bateristas sienten este flujo rítmico, especialmente a un ritmo más lento y constante, pueden cambiar a un estado de relajación profunda y conciencia expandida. Es una manera de poner el yo esencial en armonía con el flujo de un universo dinámico e interrelacionado, ayudándonos a sentirnos conectados en lugar de aislados y extraños.

4. Para acceder a un poder superior. Tocar el tambor apoya directamente la introducción de factores espirituales que se consideran importantes en el proceso de curación. Las actividades de tambores y chamánicas producen un sentido de conexión y comunidad, integrando cuerpo, mente y espíritu. Según una investigación publicada en el American Journal of Public Health, «las actividades chamánicas llevan a las personas de manera eficiente y directa a encuentros inmediatos con las fuerzas espirituales, enfocando al cliente en todo el cuerpo e integrando la curación en los niveles físico y espiritual. Este proceso les permite conectarse con el poder del universo, para exteriorizar su propio conocimiento e interiorizar sus respuestas; también mejora su sentido de empoderamiento y responsabilidad. Estas experiencias son curativas, trayendo los poderes restauradores de la naturaleza a los entornos clínicos «.

5. Liberar sentimientos negativos, bloqueos y traumas emocionales. Tocar el tambor puede ayudar a las personas a expresar y abordar problemas emocionales. Los sentimientos y emociones no expresados ​​pueden formar bloqueos de energía. La estimulación física de la percusión elimina los bloqueos y produce una liberación emocional. Las vibraciones sonoras resuenan a través de cada célula del cuerpo, estimulando la liberación de recuerdos celulares negativos.

6. Reducir la tensión, la ansiedad y el estrés. La percusión induce una relajación profunda, reduce la presión arterial y reduce el estrés. El estrés, según la investigación médica actual, contribuye a casi todas las enfermedades y es la causa principal de enfermedades potencialmente mortales como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y fallas del sistema inmunológico. Un innovador estudio de 2005 demostró que tocar el tambor en grupo no solo reduce el estrés, sino que revierte los interruptores genéticos que activan la respuesta al estrés que se cree es responsable del desarrollo de enfermedades comunes.

7. Crear espacio sagrado. El tambor también es un instrumento versátil para crear un espacio sagrado. Puedes usarlo para convocar a los espíritus a un ritual o ceremonia. Según Wallace Black Elk, el renombrado chamán Lakota, «Cuando rezas con ese tambor, cuando los espíritus escuchan ese tambor, hace eco. Ellos escuchan este tambor y escuchan tu voz alta y clara». Por el contrario, se puede usar un golpe contundente del tambor para alejar los espíritus malévolos o las energías intrusivas que causan confusión, enfermedad y falta de armonía. Usado de esta manera, el tambor facilita la creación de un espacio sagrado purificado.

8. Para volver a conectar con su yo interior o espiritual. Tocar el tambor aumenta la capacidad de percepción y te permite ver los reinos más profundos del yo. El momento en que te unes a tu espíritu es el momento en que tu corazón se abre. La primera vez que vislumbra tu yo espiritual, jadeas y lloras. Tu sabes quien eres. Ese es el momento en que comienzas a sanar.

9. Obtener información sobre un tema sobre el que desea saber más. Puede incorporar sus preocupaciones en una meditación de tambores para acceder a la revelación personal. El tamborileo calma el parloteo incesante de la mente, lo que le permite ver la vida y los problemas de la vida desde una perspectiva espiritual separada, que no se logra fácilmente en un estado de conciencia ordinaria.

10. Para aclarar el propósito de la vida. Cuando no somos conscientes del verdadero propósito de nuestra alma o simplemente no estamos alineados en nuestras acciones, a menudo experimentamos un malestar del espíritu. Podemos involucrarnos en el plano del camino de nuestra alma a través del vehículo de los tambores. La percusión es un medio probado por el tiempo para la autorrealización individual. Podemos ir hacia adentro para acceder a la sabiduría y las energías que pueden ayudar a despertar el llamado de nuestra alma y restaurarnos a la plenitud. La percusión nos vuelve a conectar con nuestros valores fundamentales más profundos y nuestra visión más elevada de quiénes somos y por qué estamos aquí. Aumenta nuestro sentido de misión y propósito, potenciando nuestra evolución personal.

 

Fuente:  Michael Drake, shamanicdrumming.blogspot.com

Foto: Jayani tocando tambor chamánico, de Stephan Wallot.

 2021 ©  Tamir & Jayani. Institut de Música Primordial.